martes, 10 de abril de 2018

Citroen C5 Aircross Chino testeado por Auto-Expres UK.








Los testers de la revista especializada  británica Auto-Express viajaron a Asia para testear un Citroen C5 Aircross. Este SUV de Citroen por el momento solo se comercializa en China, pero a partir de 2019 se comercializará también en Europa.
Un test relativamente anormal, ya que los modelos europeos seguramente tendran distinto equipamiento, motores y acabados.













Veredicto
La impresión inicial del Citroen C5 Aircross del mercado chino muestra que el SUV más nuevo de la empresa ofrece un paquete visualmente atractivo, junto con una lista completa y generosa de kits. Es cómodo, sí, pero tenemos reservas respecto a la calidad del habitáculo y los futuros rivales europeos ofrecen una conducción superior. Nos reservaremos la opinión final hasta que hayamos conducido la versión européa.
No es inusual que las grandes automotrices multinacionales creen modelos solo para China. Sin embargo, lo que es raro es que uno lance un automóvil nuevo y lo ofrezca recién un año después en Europa. Algo que está por suceder con el C5 Aircross .
Utiliza la misma plataforma EMP2 que los SUV Peugeot 3008, 5008 los Opel y Vauxhall Grandland X y el DS7 Crossback recientemente lanzado . Es uno de los Citroen más distintivos desde hace algún tiempo, y promueve el lenguaje de diseño expresivo que se vio por primera vez con el C3 Aircross a fines del año pasado.







Exteriormente, el C5 Aircross se destaca firmemente de la multitud de crossovers hoy en el mercado, pero a pesar de sus grandes ruedas y detalles de carrocería robustos no tiene opción de tracción a las cuatro ruedas, ese es un rasgo al que nos hemos acostumbrado en los últimos SUV de PSA y para la mayoría de los compradores simplemente no importará.
En China las opciones de motor se limitan al THP 1.6 o 1.8 litros nafteros. Los modelos europeos seguramente ofrecerán mas opciones nafteras y diesel . El C5 Aircross chino está disponible en cuatro niveles de equipamiento y el de la prueba es un  1.8T en acabado 'Flagship', el mas equipado. 
Mientras que el C3 Aircross europeo ofrece 85 combinaciones de colores de carrocería y techo, solo hay cinco opciones de pintura para el C5 Aircross en china. El auto de prueba, blanco, se anima ligeramente por viras rojas en el paragolpes delantero, entradas de aire, rieles del techo y airbumps.







El interior, es visualmente atractivo con numerosas inserciones de color marrón que compensan los asientos de cuero gris carbón. Los materiales no son tan lujosos como en los rivales (Volkswagen Tiguan o Renault Kadjar), sin embargo, se sienten más a la par con modelos más baratos como el MG GS. Los plásticos de tacto duro dominan, y el cuero no se siente especialmente premium, aunque es probable que los automóviles europeos vean una mejora en esta área.
Gracias a un techo solar panorámico con apertura, la cabina se siente luminosa y ventilada. Los pasajeros traseros reciben suficiente espacio libre, aunque el espacio para las piernas podría ser mejor si los asientos retrocedieran. A diferencia del C3 Aircross, los asientos traseros no se deslizan ni se reclinan. Sin embargo, cuentan con un mecanismo de liberación fácil para plegarlos, y el piso de la plataforma puede elevarse para ofrecer una superficie plana. El maletero en sí mismo es grande, con una capacidad de 516 litros, que supera los 406 litros del Ford Kuga . Un portón trasero eléctrico con activación por el pie también permite una fácil apertura cuando se transportan cargas. 




En el camino, la configuración del Citroen orientada a la comodidad pronto se vuelve evidente. Los amortiguadores hidráulicas progresivos aseguran una marcha suave, lo que parece estar en desacuerdo con sus asientos duros. Mientras hace un buen trabajo absorbiendo inperfecciones, al intentar una maniobra de slalom a gran velocidad, las inclinaciones de la carrocería son notables. Hay cinco configuraciones para el control de tracción, incluyendo nieve, mojado y todo terreno. 
Con más de 200 HP, el motor debería proporcionar un rendimiento enérgico, pero finalmente no logra excitar. Limita al motor la caja de cambios automática de seis velocidades, que es la única transmisión ofrececida en los modelos chinos. Mientras que la aceleración inicial es razonable, se vuelve particularmente lento en las reprises a velocidad media. La adición de una caja de cambios manual para los modelos europeos debería contribuir a corregir este problema.






Los ruidos de rodamiento están bien aislados. La visibilidad es razonable gracias a la gran superficie vidriada. El acabado Flagship cuenta con doce ayudas a la conducción, incluido el control de crucero activo y el sistema de frenado de seguridad activo AEBS2 de PSA, diseñado para detener el automóvil en situaciones de emergencia.     
Los fanáticos de Citroën notarán el guiño al pasado con la representación de un velocímetro rodante que recuerda al Citroen BX de la década de 1980, que se muestra como parte de la pantalla digital de 12,3 pulgadas de la instrumentación. Lamentablemente, la peculiaridad de Citroën no se extiende mucho más allá de eso. 
El mapa GPS se muestra en el panel de instrumentos con gran detalle, lo que parece superfluo, ya que también aparece en la unidad de información y entretenimiento de pantalla táctil de 8'. 
Sin embargo, los niveles generosos de equipamiento ayudan al atractivo. Los asientos delanteros ajustables electricamente con función de memoria se complementan con una función de masaje, que se activa con un botón en el asiento pero se ajusta con la pantalla táctil. También cuenta con Citroen Connect, que brinda información en tiempo real sobre el tráfico, el estacionamiento y los precios del combustible. Apple CarPlay y Mirrorlink también ayudan con la conectividad de los teléfonos inteligentes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu comentario es valorado: