miércoles, 11 de abril de 2018

Dieselgate. Mas complicaciones para VAG.





El ya viejo tema del Dieselgate no solo continúa sino que ahora se complica mas para VAG que podría ser puesto de rodillas por demandas incalculables por el momento. 






La Comisión Europea recomienda a sus paises miembros que ahora se permita el lanzamiento de acciones colectivas en toda la UE
Un procedimiento que estaría dirigido a los consumidores que se sienten engañados, también conocido como acción de clase .
Cabe señalar que estas conclusiones salen a la luz luego que a finales de marzo, un tribunal del Reino Unido  recomendó también la apertura de una acción contra Volkswagen en este caso por falsificación de los datos de emisiones producidos por los motores diesel VW.
La amenaza   es, por lo tanto, ya más precisa. ¿Motivo adicional para la partida de Matthias Müller de la Dirección de VW?

La Comisión Europea acaba de revisar toda su legislación sobre los derechos del consumidor
Si bien considera que ya es uno de los sistemas de protección más sólidos del mundo, no obstante, cree, en las conclusiones de su informe sobre la aplicación de su recomendación de 2013 sobre acciónes de clase, que su aplicación necesita ser fortalecida.

Los consumidores europeos de VW no deberían estar en desventaja frente a los estadounidenses
Una de las principales preocupaciones es actualmente la diferencia de trato entre los consumidores europeos y los consumidores estadounidenses en el contexto de reparaciones (legales, técnicas y financieras) tras el escándalo del dieselgate Volkswagen.
Mientras que en los Estados Unidos, el fabricante alemán tuvo que pagar más de 22 mil millones de dólares para compensar a unos 600,000 clientes afectados y pagar multas. Los consumidores europeos no han tocado un solo centavo.
" El problema de las emisiones contaminantes de los automóviles , en el que la venta de automóviles con información engañosa sobre el nivel de emisiones ha perjudicado a muchos consumidores en toda la Unión Europea, ilustra los desafíos que plantea la gestión de prejuicios masivos transnacionales. Estos desafíos son muy claros a partir de las desigualdades y diferencias en toda la UE que conducen a una situación en la que, en unos pocos Estados miembros, las personas y entidades afectadas han podido presentar impugnaciones legales conjuntamente, cuando en la mayoría de los Estados miembros los instrumentos fueron insuficientes o inexistentes". Dice en su  Informe sobre la aplicación de la Recomendación de la Comisión Europea, del 11 de junio de 2013, sobre principios comunes aplicables a los mecanismos de compensación colectiva y compensación en los Estados miembros en caso de infracción de los derechos conferidos por el Derecho de la Unión (2013/396 / UE).

Los estados pueden imponer multas
Una situación que lamenta la Comisión y que la motiva a reforzar su legislación.
Teniendo esto en cuenta, la Unión Europea desea otorgar poderes a las autoridades nacionales de los Estados miembros para imponer multas en caso de infracciones comprobadas. Sus importes equivaldrán, como mínimo, al 4% del volumen de negocios alcanzado por la empresa afectada en el país de que se trate. La Comisión también deja la posibilidad a los Estados miembros de aumentar aún más este importe.

Ahora se recomiendan acciones de clase
Otro elemento importante: la UE ahora quiere ofrecer la posibilidad de lanzar acciones de clase en todo su territorio. En la actualidad, este tipo de procedimiento existe solo en cinco países: Bélgica, Italia, Portugal, España y Suecia.
Este procedimiento sería "diferente" de lo que existe en los Estados Unidos, pero la Comisión insiste. Quien firmemente afirma desear "llevar más justicia a los consumidores, no más negocios a las firmas de abogados".

Recursos altamente supervisados
Aún así, esta decisión no pretende ser una puerta abierta a "cualquier cosa y todos". La Comisión Europea quiere que estos recursos estén altamente regulados. Según su propuesta, deberán ser llevados por "entidades calificadas", como organizaciones de consumidores u organismos públicos independientes. Además, para representar a los consumidores, deben ser validados por las autoridades del país en cuestión.
La financiación de estas estructuras también se controlará de cerca. La UE no quiere que ningún fondo de inversión se aproveche . Situación actualmente prevaleciente en los Estados Unidos.
Otra restricción es que los procedimientos judiciales solo pueden iniciarse si un tribunal nacional ha reconocido previamente un delito por parte de la empresa en cuestión.

Acciones actuales contra VW
Tras el estallido del escándalo de dieselgate, solo dos autoridades nacionales de competencia impusieron multas a Volkswagen. El fabricante recibió una multa de 5 millones de euros en Italia, la cantidad máxima en vigor, por "prácticas comerciales incorrectas".
En los Países Bajos, VW fue acusado de haber "engañado" a los consumidores, fue sancionado por esto con el pago de 450,000 euros. Los procedimientos judiciales iniciados por el consumidor también están en curso en Bélgica, Italia, Portugal, Eslovaquia y España. 

Un primer paso para la Oficina de Consumidores Europeos
Si bien la Oficina de Consumidores Europeos (BEUC) ha acogido favorablemente las reformas que desea la Comisión, considera, no obstante, que su propuesta   es solo un "primer paso".
"Los solicitantes primero deben obtener de un tribunal una solicitud de medida cautelar antes de que el juez pueda otorgar una forma colectiva de compensación. Puede tomar años e implica el riesgo de que los consumidores pierdan la evidencia y el interés en el caso ", dice la asociación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu comentario es valorado: